miércoles, noviembre 30, 2005

La conveniencia británica

La política que llevó a cabo Gran Bretaña durante y después de la guerra, no pudo ser neutral, ya que tenía demasiados intereses de por medio. Presionar sobre sus derechos del salitre, es uno de ellos, ya que Perú se había endeudado otorgándoles bonos a futuro, incrementando su deuda externa. Por esta situación se debe a que la diplomacia inglesa tomó una actitud militante contra los intereses del Perú, ya que defendía y prevalecía los intereses hegemónicos de sus país, también impidieron nuevos prestamos, negándoles material y armas para la guerra.

Consecuentemente, se veía cómo pronta solución apoyar a Chile, pedir la autorización de anexión de los territorios para explotarlos conjuntamente dividiendo en partes iguales los excedentes, así recibiría lo adeudado por Perú. Chile y Gran Bretaña tenían coincidencias de intereses, por lo que hacía más evidente su asociación. Además, para Chile era un gran respaldo tener el apoyo de esta potencia surante el conflicto, pues representaba una gran amenaza para los enemigos. Otra conexión, era organizar una compañía anglo- chilena para explotar el guano y el salitre. Éstos tenían objetivos y fines en común, lo que afianzaba esta unión.

Fue así cómo la posición oficial del Estado Británico fue la neutralidad, ya que buscaba según su postura y enfoque un arreglo pacífico entre los países en conflicto, pero según Enrique Amayo, es imposible e improbable que esta nación tuviera una posición objetiva e imparcial frente a esta guerra, ya que habían demasiados intereses de por medio:
"Inclusive, la Corona Británica se ofreció como mediadora en el conflicto, el 19 de abril de 1879, oferta que Lima repudió al suponer que el supuesto interés comercial inglés influiría sobre el arbitraje".

Gran Bretaña: apoyo o neutralidad ???

Para Enrique Amayo en " La Política Británica en la Guerra del Pacífico", su objetivo principal es comprender el rol desempeñado por Gran Bretaña durante este conflicto bélico, ya que según esta investigación esta nación se alinea y pacta con Chile una alianza. Esto no es raro, porque para esta gran potencia es una oportunidad para quedarse con los ricos territorios bolivianos y peruanos. Sin embargo hay dos tesis:
1) el apoyo para Chile, siendo una guerra inglesa contra los peruanos.
2) la neutralidad de la política británica frente a la guerra.
Es así cómo Gran Bretaña venía imponiendo su Pax Británica ( que incubó la fase imperialista) para imponer el libre comercio a países perisféricos, por lo tanto, Perú era un estorbo, pues tenía el monopolio del salitre. También se determinó que en este período, Chile y Gran Bretaña tenían muchos intereses y ambiciones respecto a las zonas salitreras, ya que significaban una enormidad de recursos "inagotables". Fue así cómo Chile y Gran Bretaña se convirtieron en aliados para defender una doctrina de libre comercio y poseer intereses comunes contra Perú. Eso sí, este pacto nunca se firmó formalmente y por eso ha sido difícil verificar esta alianza, pero al revisar la actitud del Estado inglés, como también la posición de la prensa y cómo operaron sus empresas y capitalistas se revelan las evidencias de la existencia de esta coalición.
Enrique Amayo advierte en forma negativa esta imperialismo británico, ya que se impuso : eliminando barreras y utilizando la fuerza con el único fin de ampliar sus recursos y poder económico. Es por esta razón que Gran Bretaña se involucra apoyando a Chile, para tener el control de las salitreras. Después de la guerra, el nitrato pasa a ser dominado directamente por el capital extranjero.
Así, el principal beneficiado de la Guerra del Pacífico fue Gran Bretaña. Sin embargo, éste que se cobijaba bajo el símbolo del libre comercio, una vez dominado el territorio, tuvo una organización monopólica.

viernes, noviembre 25, 2005

¿La profesionalización de la diplomacia : una consecuencia del conflicto salitrero?


A pesar de lo anteriormente expuesto, también cabe destacar que el Chile diplomático dejaba mucho que desear, ésta era una actividad elegante y para gente distinguida, por lo que, en general, no hubo una buena toma de decisiones. De esta forma, La Guerra del Pacífico obligó a Chile a tomar más conciencia respecto de su organización diplomática, al igual que su organización militar. Se puede decir que hubo una cierta " profesionalización" en ambos campos a raíz de la guerra. Un ejemplo de esta carencia fue la rápida infiltración de información que hubo en el país sobre la declaración de la guerra, ya que las noticias a través de la prensa se conocían con total rapidez y en cuestion de horas, a veces perjudicando a su mismo país.
La labor diplomática tenía mucha importancia respecto a la imagen que se proyectaba a las naciones ajenas al conflicto como Argentina, Estados Unidos e Inglaterra. Mantener la " alianza con estos países extranjeros era un factor crucial. Es así cómo se generó una negativa visión de Chile en el extranjero , la cual, en parte, fue sustentada por la gestión diplomática que los países aliados llevaron a cabo.
Por esta razón, toda la reponsabilidad del frente diplomático en Europa estuvo a cargo de Alberto Blest Gana, donde la principal tarea era revocar la imagen de Chile, dar a conocer la justicia de la causa , restablecer la verdad de los hechos sobre la perfecta regularidad de las fuerzas y desmentir las falsas noticias.

jueves, noviembre 24, 2005

Las razones de Perú y Bolivia..........


Durante toda la negociación ante una posible guerra entre Chile, Bolivia y Perú, se puede análizar las diferentes perspectivas que tenían cada una de estas naciones para involucrarse bélicamente en la zona de Antofagasta, donde compañías chilenas tenían la concesión de la extracción del nitrato. Es así cómo historiadores, políticos y personas del ambiente militar boliviano han querido demostrar que la Guerra del Pacífico fue una agresión directamente atribuíada a Chile, ya que fue este país quien la inició con una ocupación militar en tiempos de paz y que este último no retiró sus tropas para llevar a cabo un arbitraje. Así, Bolivia culpa a Chile cómo único responsable del desencadenamiento de este conflicto salitrero.
Otras razones que dan es :
  1. Chile era un país pobre y sin proyección, por lo tanto no le quedaba otra salida que la guerra y bajo esta senda se dedicó a prepararla y armarse para traer el triunfo.
  2. El incidente de los diez centavos no fue su causa, sino sólo un pretexto para llevar adelante la guerra. Es así cómo debieron acceder a los tribunales bolivianos y no chilenos, pues por medio de este motivo, la misma nación se hacía parte del conflicto. Hay que recordar que, según Barros Van Buren, la población chilena en la zona alcanzaba cerca del 93%, por lo cual el Estado chileno tuvo que mediar y finalmente tomar las armas para defender a los trabajadores y sus familias ( 30.000 pers.) y a los inversionistas ."Allí trabajaban noventa y tres porciento de chilenos y las inversiones y compañías eran chilenas. Eran éstas las que habían impulsado la zona"
  3. Que el Tratado de 1874 se haya violado no cambiaba las cosas ,porque figuraba el de 1866, y por lo tanto, el desierto seguiría siendo boliviano.

Fue así cómo Daza hizo efectivo el último plazo a pagar por parte de las companías y el 14 de febrero de 1879 toma violentas medidas, cómo llevar a la cárcel al gerente de una de éstas, Jorge Hicks. También, el remate de las oficinas salitreras con fuerza militar y cómo se dijo anteriormente, la consecuencia más importante: dos mil obreros sin trabajo lo que significaba más de treinta mil personas afectadas, además de la pérdida del interés en el norte. Según opiniones generadas por la historigrafía chilena, esto era sólo un capricho de las autoridades bolivianas....... y por esta razón, en actitud defensiva ocupa Antofagasta el 14 de febrero de 1879 y Bolivia declara la guerra el 1 de marzo de 1879.

Bajo el punto de vista peruano sobre la guerra se puede apreciar una visión diferente a la boliviana. Para ellos este conflicto fue enormemente perjudicial para su historia, ya que serían los más pejudicados, porque el motivo de su incorporación y su apoyo hacia Bolivia fue una alianza secreta entre estos dos países. Es así, cómo en un primer momento, para Perú no era su guerra, ya que no la había provocado.

Sus razones:

  1. Para los peruanos el Tratado Secreto ( 1873) no tenía un significado ofensivo, sino al revés defensivo y que nunca se hubiese planteado de no ver y presenciar los ansias imperialistas de los chilenos. Osea para los peruanos, fue la actitud chilena lo que llevó a poseer esta alianza entre Bolivia y Perú.
  2. Perú no estaba preparado para enfrentar un conflicto de estas dimensiones, por lo que significaba que fue a ella contra su total voluntad.
  3. Seguía la teoría de que Chile "necesitaba" una guerra para solucionar sus problemas. Y refuerzan la falsedad sobre un plan peruano para tener bajo su control el salitre mundial.

La gran ventaja que tenían Perú y Bolivia respecto a Chile, era que la opinión pública mundial era partidiara de los países aliados.

Chile y su posición frente a la Guerra del Pacífico. Quién fue el verdadero responsable???


La Guerra del Pacífico es uno de los procesos históricos más importantes que haya ocurrido en la historia de Chile durante el siglo XIX y que haya repercutido hasta el día de hoy, en cuanto a hostilidades y provocaciones entre los países involucrados. Una guerra netamente económica cuyo triunfo daría las herramientas necesarias para financiarse a sí misma y contribuir con el desarrollo económico posterior al conflicto. Esto sólo se explica por el hecho de que lo que estaba en juego, no sólo era la línea de frontera, sino lo que significaba la riqueza del salitre.
La discusión política e historográfica de este conflicto pretende analizar el problema de quién fue el responsable del desencadenamiento de la guerra. Cada uno de los países- Bolivia, Chile y Perú- ha intentado fervientemente defender y justificar su posición, tomando absoluta objetividad ante la veracidad de los hechos, pero generando discursos nacionalistas cuyas repercusiones alcanzan hasta nuestros días. Es así como cada país recurre a su propia versión llegando incluso a ser cuestionables.
Esta características es completamente reconocible en el texto de Mario Barros Van Buren - Historia Diplomática de Chile (1541- 1938). Si bien el autor expone cómo Bolivia y Perú ven y conciben la guerra y la figura de Chile, también éste deja percibir una postura nacionalista. La narración de "La Misión Lavalle en Santiago" confirma esta crítica, puesto que Barros Van Buren relata que este último fue enviado a Chile "diplomáticamente", pero con el objetivo de retrasar los hechos para que el Perú terminara de armarse, viendo lo bien que estaba Chile en este aspecto.
Van Buren plantea que Chile no está preparado como Perú en términos militares, para enfrentar esta guerra que va a comenzar. La pregunta es ¿Lavalle exageraba o Barros Van Buren busca defender a Chile?. En efecto, a lo largo de la historia diplomática se aprecia esta postura del autor manteniendo una línea, la cual deja liberada a Chile de ser el iniciador y responsable del conflicto. Por lo tanto, es Chile quien sufre las agresiones de Bolivia, y Perú es involucrado en esta guerra que le era ajena por mantener con este último un Tratado Secreto.
Fue así cómo por medio de una carta del Ministerio del Interior al Intendente de Antofagasta, B Prats, se ve claramente la actitud chilena: "No queremos conquista. Deseamos solo obtener lo que nos pertenezca i prestar eficaz garantía para la industria i el trabajo de todas las nacionalidades".